lunes, 18 de junio de 2007

Una pregunta bien facilica

Usted forma parte de una comunidad que nunca tuvo presencia en los medios, a menos que fuera como protagonista indirecto (o directo) de algún suceso de sangre. Los medios de comunicación no se acercaban a su hogar de no ser usted el viudo, la viuda, el huérfano u otro desconsolado pariente de alguna víctima de un acto de violencia.

De pronto, llega un proyecto de gobierno que habilita cientos de licencias para radios y televisoras comunitarias, que le permite a usted y su comunidad expresarse de una manera que jamás soñó, como a usted le parezca. Con algunas trabas burocráticas y de otra índole, con bastantes aspectos mejorables, pero a años luz de la oscuridad comunicacional en que vivió hasta entonces.

Usted tiene que debatirse entre estos dos proyectos:

a) El que le suministra los permisos y facilidades para que usted y su comunidad se expresen por sí mismos, mostrando lo que son y lo que aspiran a ser.

b) El que le dice que usted no necesita expresarse, porque una gran empresa privada puede hacerlo en su lugar, por descontado de una manera mucho más entretenida, llena de luces y bailarinas siliconadas.

Llegado a este punto, ¿a cuál de los dos proyectos apoyaría usted?

Una pregunta de respuesta tan obvia, que los que no la saben contestar vagan perdidos, deambulando, creyendo que todavía viven la fantasía de estudio televisivo que gobernó durante décadas el espacio radioeléctrico venezolano.

4 comentarios:

dakar dijo...

Excelente Okrim... Felicitaciones!!!

Okrim Al Qasal dijo...

Gracias amigo irreverente, acabo de descubrir tu blog, lo visitaré más a menudo :)

Yax dijo...

La mejor respuesta a la pregunta planteada es la pancarta que esgrimía una doña en alguna de las marchitas pro-RCTV: "Con mis silicones no te metas" XD

Los invito a mi blog (http://otroladodelamoneda.blogspot.com/)

Saludos.

Bruno dijo...

Eso era, mi estimado Okrim, cuando por aquí campeaba no el Cid Campeador sino la dictadura de los medios, cuando los dueños de los medios moldeaban la conducta de los venezolanos y coadyuvaban en la perdida de la identidad nacional en aras de una transculturización esclavizadora.

Creo que con la democratización del espectro radioleléctrico venezolano nos estamos liberando de una cultura consumista y capitalista, para vernos como somos en nuestras raices, en nuestra identidad nacional, con todo nuestro amplio bagaje cultural.

Y para contestar tu pregunta, ¿puedo usar un comodín?... xD

Un abrazo,

Bruno